Friday, October 22, 2004

Opinion

Aprendamos de las Oportunidades de Crecimiento
por Manuel Hernández

Rene Descartes dijo que “cada problema se convirtió en una regla para resolver otros problemas.” En una cultura tan agitada y maltratada verbalmente, es necesario un cambio de actitud hacia los problemas que nos aquejan a diario. Cuando lo que vemos y lo que oímos va en contra de la verdad, podemos adaptar la percepción como realidad. Desde que el primer hombre desobedeció, entró la mentira, el engaño y la muerte. Luego vino otro que le ofreció la oportunidad a la humanidad de hacer de cada problema una situación y de cada situación una oportunidad de crecimiento.
En vez de llamarlos problemas, son oportunidades de crecimiento que sirven de enseñanza para consolidar la vida en paz, gozo, justicia y poder. Las oportunidades de crecimiento van forjando el carácter y desarrollan el potencial de liderazgo. Oportunidades que llegan esperadas e inesperadas igual de accesibles a todos y tienen como objetivo el desarrollar una mentalidad sobrenatural para manejar y vencer las situaciones. La diferencia entre el líder forjado y el líder en potencia es que el forjado ha aprendido a madurar ante las situaciones diarias y visualizarlos como oportunidades de crecimiento.
Muchos de los llamados próceres utilizaron las situaciones a su favor y aprendieron a crecer ante tales. Podemos diferir de la ideología de Muñoz, Ferré y Albizu pero los tres de una manera u otra influenciaron e impactaron a Puerto Rico y su historia porque en los momentos cruciales de sus respectivas carreras dieron muestra de valentía y superación. Es fácil celebrar cuando se gana pero cuando se pierde el carácter es probado. Ante tan arrolladora derrota de los Yanquis de Nueva York frente a Las Medias Rojas de Boston, en el 2005 tendrán la oportunidad de demostrarle a todos su verdadero carácter como equipo y organización.
Aprendamos de cada momento, situación y oportunidad para crecer emocional, intelectual y espiritualmente. La vida es una escuela y los que internalicen las enseñanzas serán enviados. Cuando las aflicciones y sufrimientos son las tareas, confiemos que a través de ellas pasemos de grado. Hay un Maestro interesado en guiar el camino. Cambiemos de actitud hacia los llamados problemas y así hagamos un Puerto Rico mejor para nuestros hijos y futuras generaciones.

Manny Hernandez regularly contributes articles to Puerto Rico Sun. He may be reached at 787-355-0099 or HC-01, Box 7717, Luquillo, PR 00773.


Post a Comment